martes, 4 de octubre de 2011

¿Qué hay después de Robertus?

Ha pasado poco más de un mes desde que partimos a Nueva York, y solo unas semanas desde que volvimos a casa, pero una extraña sensación nos ha invadido a casi todos los chicos Robertus desde que llegamos.
A pesar de que aquí nos esperaban nuestros amigos y familiares, un angustioso sentimiento de vacío nos invade y recorre nuestras entrañas. Nos echamos tanto de menos los unos a los otros, que a veces duele.
Nadie nos avisó que Robertus era una bomba emocional que hacía eclosión cuando todo terminaba.
La experiencia nos ha cambiado a todos, ahora somos diferentes, somos un poquito más extrovertidos, tenemos mejor gusto a la hora de vestir, buscamos el otro punto de vista a las cosas y nos fijamos más en esos  videojuegos que antes no nos gustaban tanto.
Pero el cambio más significativo, ha sido que nuestro corazón ha hecho hueco para 17 personas más.  Ahora solo queda echar de menos físicamente a esos chicos y chicas con los que compartimos tanto durante 10 días, y digo físicamente porque gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales, tenemos contacto todos y cada uno de los días.
Ya tenemos dos quedadas en marcha, una con los chicos del año pasado y otra con los Robertus 2011, aunque en realidad, muchos de nosotros ya hemos estado haciendo mini quedadas, encuentros cortos pero intensos en las respectivas ciudades de cada uno en pequeños grupos de dos o tres.
Y es que, Robertus, nos has dado tanto… jamás olvidaremos Nueva York, jamás te olvidaremos.

Y no os olvidéis siempre que miréis al cielo y lo veáis lleno de luces (“sky full of lighters”, cómo dice la canción que acompaña al video) que cada una de esas luces pertenece a cada uno de vosotros, y mientras queráis, seguirán brillando.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias mi niño, siempre te lo digo y te lo repetiré... eres muy grande y espero que nunca se te olvide. Te quiero mucho <3

    ResponderEliminar